viernes, 24 de mayo de 2013

PORQUE LA PESCA TAMBIÉN ES POESÍA

Foto cortesía de J. Bernet
Santiago de Alcántara, poeta y extremeño, canta en sus versos la belleza de nuestra tierra.
La composición de sus poemas se inspira en la naturaleza, en ese paisaje vivo de naturaleza, en las aguas del pantano de Santiago que dedicó a la Sociedad de Pescadores de Aurela. Tencas, carpas y basses nadan entre los renglones de la prosa poética...

 FANTASÍA EN EL PANTANO DE SANTIAGO
Joven pantano que rejuveneces el entorno
¡Amores te ofrezco! Despacio y en silencio…
Tu suave y quejosa brisa realza suaves temblores en el entorno.
Los seres que acoge tu vientre, forman orgías que con asombro presencio.
Padre de todos eres, ¡ofréceles vida!

Cerca de ti, siento el perfume de tu humedad en mi cuerpo .
Al alba mis pupilas se deleitan con tus delicadas piruetas de vapor.
Reconozco a viejos buitres saludándote en su vuelo circular y monótono. 
Observo atónito cómo la luna al atardecer te envía alegres piropos
y siento como el ulular del viento de la sierra te rodea misteriosamente.

La zorra, esa puta de burdel gótico te visita a diario dejando
en tus orillas excrementos y recuerdos perdidos.
En tu seno la fantasía de la pesca es un amor matrimonial incierto, 
un pecado que tienta tus entrañas buscando el soñado trofeo, que se solemniza en alegres capturas.

Por ello ruego tu perdón, a los pescadores que alteran tu orden establecido.
Perdón, porque sus placeres y condición, llena de gemidos y lamentos hermosas mañanas, haciendo suyos tus queridos silencios y sensuales sueños.
¡Perdónalos!...y entenderás el porqué las mágicas encinas, los retorcidos olivos centenarios y los desnudos alcornoques evocan sabiduría.

No olvides susurrar a las resbaladizas Tencas, a las pasionales Carpas, al arrebatador Bass que no nos sean fieles y luchen por su libertad .
Pero si sientes al pescador hablar, temblar y hacer el amor sobre tu hierba reseca, salúdale y ámale, esto aliviará sus soledades compartidas bajo el cielo azul y estrellado de Santiago de Alcántara.


3 comentarios:

Jose Hernandez dijo...

Muy bonito, la inspiración del pescador poeta surge en la paz de la naturaleza.

trimbolera dijo...

Pero que bonita !!!

trimbolera dijo...

Pero que bonita !!!