sábado, 20 de octubre de 2012

HABLANDO DE CHARCAS...

Las charcas son un importante recurso de agua dulce, un hábitat acuático abundante y diverso en flora y fauna cuya conservación está en nuestras manos.
Nutria
Nuestras charcas tienen valor histórico porque del estudio de sus sedimentos se aporta información sobre el modo de vida de nuestros antepasados, proporcionan actividades sociales, educativas, de ocio y ofrecen soluciones sostenibles para mitigar el cambio climático y empujar la economía rural de la zona.
Las charcas contribuyen a la biodiversidad regional y son esenciales para muchas especies raras y amenazadas, incluso actúan como refugio de organismos terrestres y acuáticos, previenen enfermedades e impiden la expansión de especies invasoras. Son imprescindibles enclaves para el desove y cría de peces, mamíferos y aves acuáticas.
Libélula
Mamíferos como el castor son los que crean algunas charcas donde las nutrias atrapan anfibios y peces con los que alimentar a sus crías. Las ratas de agua y las musarañas acuáticas son usuales habitantes de estos parajes. Cierta especie de murciélagos utilizan las charcas para su alimentación y los árboles circundantes como lugares para su reproducción.
Anfibios como el tritón crestado, la rana ágil, el sapo corredor o el sapo de vientre de fuego e invertebrados como libélulas, sanguijuelas medicinales o escarabajos acuáticos, viven en estas aguas.

No hay comentarios: