miércoles, 31 de octubre de 2012

DE UN PESCADOR Y POETA

En estos días en que, en toda España, nos atareamos en recordar a nuestros difuntos, vamos a dedicar este post a aquellos pescadores que nos precedieron y que ya no están con nosotros, a aquellos cuya memoria nos acompaña cada día de pesca a la orilla de la charca, mientras tiramos presurosos nuestros sedales, antes de que el sol haya acabado de aparecer por el horizonte, o mientras recogemos, parsimoniosamente, nuestras cañas al anochecer, con la sensación de que la jornada ha sido corta y nos ha sabido a poco.
Y nada mejor para esta celebración, que unos versos escritos por don Joaquín Corchado Arroyo, maestro, cartero, cazador, pescador, poeta y ejemplo de buena hombría. Decir algo más sería inútil, porque para quienes no le conocieron, por muchas palabras que utilicemos, nunca podrán llegar a entenderlo del todo, y para quienes tuvimos la suerte de conocerle, cualquier palabra sobra.
Agradecemos a doña Angelines Marcos Laberti, viuda de don Joaquín, y a su hija Juana Corchado Marcos, que es la depositaria de su obra poética, que nos haya permitido la publicación de esta poesía, seguro que pasaremos un rato agradable con su divertida lectura.
Pincha AQUÍ para leer poesía.

2 comentarios:

Mercedes dijo...

Muy bien descrito el concurso de pesca, con ese estilo sencillo y llano de D. Joaquín, y su humor, un tanto socarrón, pero pero siempre entrañable y afectuosos, me ha gustado volver a leer esta poesia que evoca tantos recuerdo.

Jose Hernandez dijo...

Muy bonita y sutil. Un saludo